Lecitina de Soja: Beneficios y Propiedades.

La lecitina de soja es un complejo de fosfolípidos que se obtiene a partir de la soja. Es decir, moléculas grasas naturales que se derivan durante el procesamiento de los frijoles de soja. Se trata de un emulsificante natural que favorece la eliminación de las grasas presentes en la sangre, sobretodo el colesterol, impidiendo que este se acumule en las paredes de nuestras arterias, además, aumenta la digestibilidad y absorción de las grasas, previene su acumulación en el hígado y contiene agentes que las metabolizan. Ayuda a combatir la arteriosclerosis, e incrementa la actividad cerebral.

Actualmente, aparte de encontrarse en algunos alimentos, como la soja en este caso, la lecitina se comercializa en forma de cápsulas, comprimidos o granulados.

Lecitina de soja y colesterol

Tomar proteínas de soja previene el aumento del colesterol malo y regula que se estabilice cuando ya existe.

Este descenso es posible gracias a su composición en isoflavonoides que tienen un efecto hipocolesterolizante, es decir, que es un alimento natural capaz de bajar la cantidad de colesterol de la sangre.

Evidentemente esto debe ser moderado. Si se es una persona con el colesterol muy alto lo mejor es hablar con un médico y seguir una alimentación adecuada y en algunos casos tratamiento. Si es de 240mg. al día o superior se podría obtener  hipercolesterolemia.

Runandfit_lecitina_de_soja_frijoles

Nutrientes y composición de la lecitina de soja

La soja en esta “versión” nos aporta una buena cantidad de vitaminas B y E y fósforo. Todas estas sustancias son beneficiosas para nuestra salud.

Composición

  • Colina.
  • Vitaminas A, C y E.
  • Minerales como fósforo, magnesio, hierro, calcio, zinc, cobre, sodio, potasio que son esenciales para estar fuertes y tener vitalidad.
  • Es rica en niacina y vitaminas del complejo B (tiamina, riboflavina, piridoxina o también llamadas B1, B2, B3, B6).
  • Folacina.
  • Contiene fibra.
  • Hidratos de carbono.
  • Proteínas.
  • Grasas.
  • Agua.
  • Fosfatidilcolina que se extrae y procesa en el hígado a para prevenir la acumulación de grasa en la arterias y órganos.
  • Lisina.

Asimismo tiene un papel clave en el aumento de la absorción de otras vitaminas como A, D y K, todas ellas muy beneficiosas para nuestra salud. Su composición también mejora los niveles de triglicéridos en sangre.

Propiedades  de la lecitina de soja

El consumo de la lecitina de soja ayuda a las personas con obesidad, hábitos alimenticios incorrectos y vida sedentaria. Además, sirve para disolver las grasas que se acumulan en el cuerpo y limpiar el hígado

 más beneficios del consumo habitual de la lecitina de soja:

  • Elimina las grasas adheridas a las paredes de venas y arterias
  • Nutre el sistema nervioso
  • Previene la enfermedad de Alzheimer
  • Mejora la memoria y aumenta el intelecto
  • Combate el insomnio y reduce el nerviosismo y la ansiedad
  • Previene el envejecimiento celular prematuro
  • Evita la fatiga mental
  • Prolonga la vida de las arterias y evita el endurecimiento (que causa arteriosclerosis)
  • Disminuye la homocisteína (asociada a problemas cardiovasculares)
  • Previene los infartos
  • Purifica los riñones
  • Evita la formación de cálculos biliares
  • Previene el desarrollo de coágulos de sangre
  • Trata la cirrosis hepática, el cáncer y la hepatitis

Beneficios

  • La lecitina de soja tiene la capacidad para limpiar los órganos más comprometidos por la grasa ingerida a través de la comida. Las áreas más beneficiadas por este complemento son el hígado, el corazón y los riñones. También aporta sus bondades a la vesícula, el cerebro y la sangre.
  • En la bilis, la lecitina actúa como si fuera un limpiador a fondo que remueve la grasa nociva que se ha acumulado con el paso del tiempo. Además, sirve para quemar las grasas en el tejido adiposo.
  • La lecitina mantiene la buena transmisión de los impulsos nerviosos, por lo que se valora como reconstituyente para el sistema nervioso, y para ayudar a mejorar la memoria y el rendimiento intelectual. La fosfatidilcolina de la lecitina, importante en la formación y mantenimiento de neurotransmisores cerebrales entre las neuronas, ejerce una importante acción sobre cada una de las etapas de la memoria y la actividad mental. Proporciona fósforo orgánico de un modo natural y en una forma directamente asimilable, lo que asimismo facilita el trabajo intelectual.
  • Hay también estudios clínicos que indicarían que la genisteína de la soja -de nuevo una proteína-disminuye la osteoporosis -pérdida excesiva de tejido óseo- merced a un aumento de la actividad osteoblástica y a una disminución de la osteoclástica.
  • La lecitina de soja, incorporada a una dieta para tratar la hipercolesterolemia, ayuda a bajar el colesterol alto. Es importante tener presente la consulta al médico, ante cualquier duda o inquietud.

Contraindicaciones

Existen efectos adversos y contraindicaciones de la lecitina de soja que se deben conocer. Si bien la FDA la ha avalado como saludable y apta para el consumo humano, las cosas pueden no ser así.

La soja actualmente se sintetiza en laboratorios a partir de semillas, convirtiéndola en un producto de origen químico y transgénico, lo que la hace no tan atractiva ni natural como la intentan vender en el mercado.

Otra de las contraindicaciones de la lecitina de sojaestá asociada al grado de contaminación a la que están expuestas esas semillas.

Las cosechas de soja demandan gran cantidad de pesticidas, pues son blanco fácil de microorganismos.

El sintetizarla, la hace resistente a ese grado de contaminación, algo que no es recomendable para los seres humanos. Es decir, estamos propensos a desarrollar alergias gracias a este pequeño, pero importantísimo detalle que omiten las compañías.

Según un artículo publicado por la revista científica estadounidense Desarrollo Psicobiológico (Developmental Psychobiology), algunos de los efectos secundarios más comúnmente asociados con el consumo de lecitina de soja, son por ejemplo, la hinchazón, diarrea, erupciones cutáneas leves, náuseas y dolor de estómago.

El dolor de estómago y las náuseas, están asociadas a que este compuesto tiene gran cantidad de ácido fítico. Una sustancia que hace posible la síntesis de minerales esenciales como el zinc, hierro, cobre y calcio. En palabras sencillas, desequilibra el sistema digestivo e inflama el tracto intestinal.

Efectos secundarios

Para niños pequeños. Aunque se trate de un producto natural, los niños pequeños no deberían consumir suplementos, en especial porque podrían ser alérgicos y en ningún caso conviene correr riesgos.

Mujeres embarazadas. Por la misma razón, no es conveniente que se consuma este tipo de suplementos durante el embarazo porque podría afectar el normal desarrollo de el bebé.

Personas con hipotiroidismo. En caso que  se sufra  de hipotiroidismo, la soja y sus derivados contienen una sustancia que provoca el agrandamiento de la tiroides interfiriendo en su función. De allí que conviene que  se consulte un médico antes de consumir lecitina de soja.

Cómo consumir lecitina de soja

  • 2 cucharadas de lecitina de soja en polvo o granulada acompañando la comida. Mejor si es un poco antes.
  • Ingerirla con un vaso de agua grande, mezclada con yogur o un zumo.
  • Puede mezclarse con cereales.

Dosis recomendada

Si has comprado un suplemento con cápsulas de soja lecitina debes seguir las indicaciones que la acompañarán. Lo normal es tomar 1 o 2 cápsulas diarias aunque esta cantidad puede varias. La dosis de lecitina soja está influenciada por el peso neto de la materia primera que contiene cada cápsula o comprimido, así como la pureza del polvo si la compras en bote.

No obstante, esto puede servirte de guía:

Tomar 2 cucharadas al día de lecitina en polvo.

Ingerir 2 o 3 cápsulas de 1200 mg o 1360 mg si es suplemento de soja a base de perlas o comprimidos.