Runandfit_fructosa

La fructuosa: ¿qué es? beneficios y contraindicaciones

La fructosa es el nombre de uno de los azúcares presentes en nuestra dieta. Básicamente, los dos monosacáridos principales son la glucosa y la fructosa.  Juntos, conforman la sacarosa o azúcar de mesa.

Siempre se ha asociado la palabra glucosa a fuente de energía para mantenerte activo durante el día. Sin embargo, también se miden minuciosamente sus valores en sangre, sobre manera a quienes luchan con la diabetes, llegando a ser temible.

No así la fructosa, que en su lugar se asocia generalmente a la fruta por lo que resulta mejor vista por todos.

Encontrarás en este artículo las razones por las que usar fructosa en tus alimentos puede resultar muy beneficioso. Siempre que lo hagas con moderación, claro está.

¿Qué es la fructosa?

La fructosa es un monosacárido, es decir la unidad más simple de los denominados hidratos de carbono que se encuentra de modo natural en las frutas dulces y en la miel. Resulta de fácil absorción y rápida asimilación, además es un nutriente calórico que aporta 4 calorías por gramo.

Por su intenso sabor dulce,  requiere una menor cantidad para endulzar los alimentos.  No es otra cosa que decir que usando fructosa en lugar de sacarosa (azúcar común), con una cantidad mucho menor podemos obtener el mismo dulzor.

Actualmente la fructosa está presente en diferentes cantidades en una amplia variedad de alimentos y se ha convertido en uno de los endulzantes más utilizados por la industria alimenticia.

Runandfit_fructosa

La fructosa y la diabetes

La fructosa es utilizada como edulcorante por personas que tienen diabetes, ya que tomado en dosis moderadas no precisa insulina para ser metabolizado. A diferencia del azúcar refinado que se absorbe instantáneamente produciendo una subida y una bajada rápida de energía, la fructosa, es metabolizada y guardada, en parte, por el hígado en forma de glucógeno como reserva para cuand

o necesitemos hacer un esfuerzo.

 

Beneficios de la fructosa

La fructosa tiene algunos beneficios sobre la glucosa, tales como, la dulzura, un alto punto de congelación, un índice glucémico bajo y estabilidad  o durabilidad  mayor.

 Dulzura 

La fructosa es más dulce que el azúcar, por lo tanto, los consumidores pueden utilizar menos fructosa, pero obtendrían el mismo grado de dulzura en alimentos y bebidas.

Punto de congelación 

La fructosa tiene un alto punto de congelación por lo tanto puede ser utilizada en alimentos que necesitan ser congelados o refrigerados a bajas temperaturas.

Sabor a frutas

Cuando se realizan productos que son elaborados a base de frutas, como yogurts o natillas, la fructosa realza aun más su sabor, por provenir de un componente de éstas.

Índice glucémico bajo 

La fructosa tiene un índice glucémico bajo, por lo tanto, la puedes utiliza en diversas formulaciones alimenticias bajas en carbohidratos. La carga de la glucemia es un número que refleja la afectación de un alimento azucarado en la sangre, lo cual se vuelve determinante para las personas con diabetes.

Estabilidad

Al tener una larga vida útil, la fructosa es utilizada para mejorar el sabor de productos diseñados para su conserva o para una larga vida en estante.

Runandfit_fructosa_gaseosa

Ventajas de la fructosa 

La fructosa cuenta con grandes ventajas como son:

  • Al tratarse de un carbohidrato, la fructosa constituye una importante fuente de energía para el cuerpo humano.
  • No aumenta la glucosa de la sangre.
  • Tradicionalmente se ha utilizado como edulcorante para los diabéticos.
  • La fructosa endulza más que el azúcar blanca o refinanda y aporta sólo 4 kilocalorías por gramo.
  • Se sabe que la fructosa es metabolizada y guardada en parte por el hígado en forma de glucógeno, como reserva para cuando necesitamos hacer un esfuerzo.

Usos y aplicaciones de la fructosa

Como la fructosa se encarga de sustituir al azúcar, esta puede ser utilizada en:

  • Alimentos
  • Postres
  • Pasteles
  • Gelatinas
  • Repostería
  • Frutas
  • Bebidas energetizantes
  • Refrescos
  • Cereales
  • Yogurt
  • Helados
  • Bebidas

 Runandfit_fructosa_usosContraindicaciones 

A pesar de estos beneficios o ventajas, hay ciertos inconvenientes en su consumo como lo son su aporte calórico. Por  ello debes moderar el consumo de la frutuosa, incluso si no padeces de ninguna condición adversa. Por supuesto, se debe tener mayor prevención y cuidado en casos de sobrepeso u obesidad.

También puede provocar caries si no mantienes una adecuada higiene bucal. Y si consumes fructosa en dosis elevadas, puede provocarte un aumento en los niveles de triglicéridos sanguíneos, por lo que se desaconseja su empleo en hipertrigliceridemia.

Puede causar que las células de grasa crezcan alrededor de órganos vitales poniéndolos en peligro y es capaz de desencadenar las primeras etapas de la diabetes y de enfermedades cardíacas.

Efectos secundarios de la fructosa: 

  • La resistencia a la insulina y la obesidad
  • La presión arterial alta
  • Los niveles elevados de triglicéridos y LDL
  • El agotamiento de vitaminas y minerales
  • Las enfermedades cardiovasculares, enfermedades del hígado, cáncer, artritis e incluso gota

Debes saber con claridad si recibes la fructosa a partir de frutas y vegetales, cuyo origen es obviamente natural.  Si es así, estás consumiendo cerca de 15 gramos al día. Lo cual está lejos incluso de los 73 gramos por día promedio del consumo las bebidas endulzadas.

En las frutas y vegetales, hay una mezcla con fibra, vitaminas, minerales, enzimas y fitonutrientes benéficos. En conjunto todos ellos moderan cualquier tipo de efecto metabólico negativo.

No es que la fructosa se mala por sí sola, son las dosis desmedidas lo que  la hacen peligrosa.

Razones por las que la fructosa puede ser dañina

  • Tu cuerpo metaboliza la fructosa de una manera diferente a la que metaboliza la glucosa. Toda la carga de la fructosa metabolizada recae sobre el hígado.
  • Las personas están consumiendo la fructosa en grandes cantidades, sin considerar las medidas antes.  Por tal motivo ha hecho que los efectos negativos sean peores.

 Descomposición y utilización de la azúcar

El Dr. Robert Lustig, profesor de pediatría en la División de Endocrinología de la Universidad de California, San Francisco, ha sido un pionero en la decodificación del metabolismo del azúcar. Su trabajo ha resaltado algunas de las principales diferencias en cómo se descompone y utilizan los diferentes azúcares:

  • Después de comer glucosa, el 100 por ciento de la carga metabólica recae en el hígado. Pero con la glucosa, el hígado solo descompone el 20 por ciento.
  • Cada célula del cuerpo, incluyendo el cerebro, utiliza glucosa. Por lo tanto, la mayor parte de ella se “quema” de manera inmediata después de consumirla. A diferencia de la fructosa, que se convierte en ácidos grasos (FFAs), VLDL (la forma dañina de colesterol) y triglicéridos, que se almacenan en forma de grasa.
  • La glucosa suprime la grelina, hormona del hambre, y estimula la leptina, que suprime el apetito. La fructosa no tiene ese efecto en la grelina e interfiere con la comunicación entre la leptina y su cerebro, lo que resulta en comer en exceso.

Recuerda moderación  

El consumo de la fructosa  puede traerte ciertas ventajas, como hemos visto. Sobre todo si padeces diabetes o debes cuidar de alguien. Como te hemos presentado resulta de gran utilidad debido a su bajo nivel glicémico. Además, vamos, ¡Resulta más dulce que la azúcar tradicional! Es un gran beneficio, por menos riesgos. Eso sí, toma las precauciones de medir bien cuánto consumes.

Es recomendable que la tomes de frutas y productos naturales ya que su consumo en exceso puede producirte aumento de grasa abdominal, la resistencia a la insulina, síndrome metabólico y algunas otras enfermedades crónicas. Por tal motivo debe ser consumida con moderación